martes, 10 de febrero de 2009

Me lo explique

Hoy nos hemos enterado, de boca del Secretario del Tesoro gringo, un tal Timothy Geithner o algo así, del megasuperplan de reactivación de la economía que Obama nos tenía preparado. Resumiendo, el gobierno norteamericano pone encima de la mesa de 1'5 a 2 billones (con b de barbaridad) de dólares para que la cosita se anime. De los cuales, medio billón se destinan a recomprar activos tóxicos a los bancos, que después de sacarles beneficio ahora no los quieren. Pos bueno. Pos vale. Pos malegro. Este bombazo, que así de sopetón debería hacer saltar de sus tumbas a los muertos con fosa hipotecada y ponerles a bailar la macumba, pues parece ser que no ha sentado muy bien ahí en la Bolsa de Nueva York. Ni en ésa ni, por lo visto, en el resto de bolsas mundiales. Pos melosplique. Que alguien me lo explique, por favor, porque esto ya no tiene ni pies ni cabeza.

De manera y modo que llega el tío Barack y les dice a los banqueros que les va a cascar una descomunal cantidad de billetes verdes para que todos se alegren un poquito, billetes verdes que son de todos los americanitos pero que se quedan sólo unos poquitos banqueritos. Y van éstos y arrugan el morro, así con un mohín de asco, como si lo que Obama les estuviese dando fuera una sardinilla medio podrida con pan duro. A continuación bajan las bolsas en barrena, dada la "decepción" que ha supuesto la puesta en marcha del plan. Entonces, ¿qué quieren ustedes, oigan?

Con la pasta que el Emperador de Roma, uy, el Presidente de los Estados Unidos ha montado el chuliplan, se podrían pagar dos veces todas las hipotecas de España. Dos veces. Todas. Las nuestras, hipotecas pequeñitas de currantes, pero también las de ellos, hipotecas interplanetarias de los grandes empresarios del sector inmobiliario embarcados en macrooperaciones de compraventa y especulación de terrenos al por mayor. To - das - dos - ve - ces. Y va la bolsa y pica en bajada, "decepcionada".

Entonces, ¿qué necesitan ustedes, señores de los mercados de valores, para dejarse ya de rollos y lloriqueos y hacer algo? ¿Qué necesitan ustedes, señores banqueros, para limpiarse los mocos de las subprimes perdidas y aflojar el nudo con el que nos están ahorcando? Miren, la verdad es que no sé qué es lo que necesitan. Me importa una mierda lo que ustedes necesiten. Lo que sé es lo que se merecen. Ustedes se merecen que todos, todos los que hemos sido pisoteados, anulados, despedidos y arruinados por sus malas prácticas y su avaricia capitalista descontrolada, nos unamos y les borremos acto seguido de la faz de la Tierra. Porque el riesgo más grave que corre la especie humana en este mundo no es la capa de ozono, el calentamiento global o un meteorito descontrolado en plan Armageddon. No. La mayor catástrofe a la que estamos expuestos, y que acabará con esta civilización si no les frenamos antes son ustedes, especuladores y banqueros. Muéranse ya.

2 comentarios:

MI lectora dijo...

Esto si que se está poniendo caliente,mi estimado y admirado Ajustador!!!Así me gusta,que meta caña y de la buena ,que se inspire usted de un pestañeo en sus atículos dejandonos bien clarito,explicado y traducido "de forma que la popular lo entienda,dirían en mi barrio" (osea,que el mundo currante,sencillo pero con mucha dignidad)se anime, al leer lo que usted nos quiere transmitir.Y me permito decir que de alguna forma nos abre los ojos ante cada reacción desvergonzada a los que se me ocurrió llamar "ROBANQUEROS",se deleitan ofreciendonos día a día.
Ya no saben ni ellos que mier... quieren ya,y mire que se lo dejan todo a mejor no poder y ni con eso,me cag...(piiiip)en la repu(piiip)...madre que los re-pario a todos estos hijos de p...(piiiip)Espero sepan disculpar mi pronto repentino,pero sé que lo comparten conmigo,compañeros,que si hay que desahogarse que sea con ganas y que nuestra rabia contenida caiga en éstos macro-parásitos.Porque encima de tener que ver, leer y escuchar en los noticieros lo que éstos dicen,nos da tanta bronca que la comentamos tan cabreados con el que más cerca está y seguro se nos escapa algun que otro grito...Y en esa mezcla de sentimientos pienso Yo,lo mismo que usted..."que me den a mi una infima parte de lo que les ofrecen a toda esa lacra y verán lo que hago"...no,nooo de cancelar hipoteca ni hablar,jeje...

amigoplantas dijo...

Pues muy simple. Si le debes un millón (de las antiguas pelas) a alguien tienes un grave problema, en cambio, si le debes cien mil millones a ese mismo alguien el problema lo tiene él

Por e4sa regla de tres cuando la dimensión que alcanza un estafador es enorme, entra en zona de seguridad; su "problema" ya no es suyo, es de todos los demás